Cartuchos tóner

toner

¿Cómo está compuesto?

Los cartuchos tóner están compuestos de una gran variedad de materiales principalmente a base de plástico, goma y metal. A su vez, estos cartuchos están rellenos con polvo de tóner, el cual es utilizado para la impresión.

Para ver y entender las distintas partes de un cartucho tóner apretá en cada una de las partes del siguiente gráfico> http://www.emarcop.com.ar/movie/banner_portada.swf

¿Es reciclable?

Si, son reciclables. Sin embargo, los cartuchos de tóner pueden ser reutilizados si el tipo de cartucho lo permite.

Existen 2 tipos de reutilización.

  • Rellenado de tinta, con un control previo para identificar y sustituir las partes dañadas y controlar funcionamiento y calidad.
  • Reutilización de piezas o partes usadas para el ensamblaje de cartuchos remanufacturados.

Aquellos cartuchos que no pueden ser reutilizados de ninguna de las 2 maneras previamente mencionadas, pueden separarse las piezas que lo componen para luego ser recicladas aquellas factibles. Aproximadamente un 80% de los cartuchos en la Argentina son reciclables. El resto son enviados a disposición final. Actualmente se disponen aproximadamente 500 millones de tóner por año en el mundo.

¿Cómo es el proceso de reciclaje?

A continuación pueden ver el proceso interno que pasa un cartucho dentro de un gestor especializado.

Screen Shot 2015-01-30 at 19.01.33

Fuente Recycart

El proceso de rellenado de tóner es presentado a continuación:

  1. Prueba inicial de impresión para comprobar que todos los elementos funcionan. En este punto se decide qué piezas deben cambiarse o si todo el cartucho debe desecharse
  2. Abrir el cartucho y separar la unidad de limpieza y el depósito
  3. Retirar el tambor y limpiar con un paño impregnado en óxido de cerio.
  4. Retirar el rodillo de carga y limpiar con jabón.
  5. Vaciar el depósito del tóner residual que pudiera quedar, mediante aspiración. Los restos de tóner se depositan en un recipiente específico.
  6. Con un bastoncillo humedecido en alcohol isopropílico limpiar los contactos del rodillo de carga por donde circula la corriente eléctrica.
  7. Se desmonta el rascador y se limpia con óxido de cerio.
  8. Se retira el rodillo magnético, se aspira y se limpia con papel.
  9. Se llena el depósito con tóner.
  10. Se coloca un precinto para evitar pérdidas de tóner.
  11. Se instalan los engranajes y ejes.
  12. Se pone la tapa y se ensambla la unidad de limpieza y el depósito.
  13. Se realiza una prueba final de impresión.
  14. Se introduce en una bolsa de plástico aluminizado y se sella térmicamente, con lo que queda totalmente embalado.

¿Cómo lo separo para facilitar su reciclaje?

Los cartuchos deben gestionarse de manera especial, por lo que no deben ser mezclados con otros tipos de residuos. La mejor opción es guardarlos en una caja o cajón para luego ser llevados al centro de recepción de residuos especiales. Algunas empresas reciben los cartuchos de sus marcas para ser reciclados.

¿Cómo se puede reducir o evitar este residuo?

  • Predeterminar la impresión en calidad borrador, para gastar menos tinta.
  • Utilizar letra que consuma menos tinta como EcoFont o Garamond.
  • Guardar en un lugar seco, fresco y oscuro (si es posible en una bolsa hermética) los toners llenos que no estés utilizando.

Fuentes

http://reciclajecartuchos.com/

http://recycart.com.ar

http://www.ecofont.com/

http://www.ahorraentinta.com/blog/blog-toner/cuantas-recargas-admite-un-cartucho-de-toner/

2 comentarios

  1. Cecilia

    Hola chicos! Quería consultarles si existe algún lugar, ong, fundación al que podamos llevar nuestros toners vacíos. Gracias!

Deja un comentario

(*) los campos son requeridos

¿Dónde lo tiro?

¿Qué tipo de material es?

  • Contiene recursos no renovables
  • Reciclable
?
  1. Residuo contaminante no reciclable y que contiene recursos no renovables.
  2. Residuo difícil de reciclar, o que contiene recursos no renovables.
  3. Residuo reciclable.
  4. Residuo ampliamente reciclado.
  5. Residuo orgánico o biodegradable.

Rating

Residuo aceptable Residuo evitable