Lamparitas

¿SON RECICLABLES?

Las lamparitas incandescentes y las halógenas no son reciclables en Argentina.
Están compuestas por un casquete de lata o de aluminio, una ampolla de vidrio y el filamento que se pone incandescente en cuanto pasa a través de él la corriente eléctrica. Su duración está limitada por el filamento, que se va evaporando por el uso y que finalmente se rompe a las 1.000 a 1.200 horas de uso. Si bien estas lamparitas son las más comunes, son también las más ineficientes ya que el 90% de la energía la transforman en calor y sólo el 10%, en luz.

¿SE RECICLAN EN OTRAS PARTES DEL MUNDO?

En España, por ejemplo, existen empresas que reciclan las lamparitas incandescentes y halógenas. El proceso comienza con la trituración y separación mecánica y magnética en cinco clases de materiales: metal ferroso, metal no ferroso, vidrio y tungsteno o molibdeno. El vidrio recuperado, el aluminio y las piezas de latón son enviados como chatarra para reciclaje.

¿QUÉ PODEMOS HACER CON ESTE RESIDUO?

Los focos incandescentes y halógenos son frágiles pero no contienen mercurio ni otros productos químicos como sucede con los fluorescentes compactos. De manera que se pueden tirar en el contenedor para la basura, simplemente teniendo la precaución de envolver el foco roto en abundante papel para cuidar a quienes vayan a manipular este desecho luego.

¿CÓMO SE LO PUEDE REUTILIZAR?

He aquí algunos ejemplos desde nuestro Pinterest:

¿CÓMO SE PUEDE REDUCIR O EVITAR ESTE RESIDUO?

Una manera de reducir su consumo es cuidar las lamparitas que se tienen, evitando dejarlas prendidas cuando no hace falta, o bien apagarlas y prenderlas demasiado seguido, ya que ambas costumbres acortan innecesariamente su vida útil. Otra manera de reducir el consumo de lamparitas halógenas es elegir aquellas que tienen mayor vida útil y eficiencia energética, como las lámparas bajo consumo o LED.

¿Dónde lo tiro?

¿Qué tipo de material es?

  • No Reciclable
?
  1. Residuo contaminante no reciclable y que contiene recursos no renovables.
  2. Residuo difícil de reciclar, o que contiene recursos no renovables.
  3. Residuo reciclable.
  4. Residuo ampliamente reciclado.
  5. Residuo orgánico o biodegradable.

Rating

Residuo aceptable Residuo evitable