Castigando la “Obsolescencia Programada”

¿Cuántas veces en los últimos 5 años cambiaste de celular o computadora porque salió uno más copado? ¿Te pasó que 2 semanas después de vencer la garantía de tu mp3, murió? ¿El dvd lo seguís usando? ¿Cuándo te compraste la Playstation 1 dijiste esta la voy a usar hasta que explote y ahora van por la Playstation 4? ¿Vos fuiste de los que se compraron una Palm? ¿Cuántos cargadores hay en tu casa?

obsolescencia_programada_3

COMPRAR – TIRAR – COMPRAR. Durante la última década, las fuertes innovaciones tecnológicas acompañadas de gastos millonarios en campañas publicitarias nos han llevado a comprar cada vez más y más productos a pesar de que ya tengamos uno que cumpla esa función. Pareciera que la renovación constante de productos tecnológicos es una condición indispensable para lograr el avance tecnológico de nuestra era. Como consecuencia, la vida útil relativa – la vida útil que le damos los usuarios –  de los productos se redujo notablemente.

Desde una perspectiva medioambiental, esta obsolescencia programada resulta en un incremento en el consumo de energía y recursos, y en la concentración de metales pesados en los residuos sólidos urbanos.

obsolescencia-programada

Ante estas cuestiones, los Verdes franceses han  logrado aprobar en como ley en el congreso francés, un castigo penal a la denominada obsolescencia programada. De esta manera se establece una vida útil determinada que cada producto debe tener, para evitar que se tienda a reducir la vida útil del producto que se adquiere en el mercado. El no cumplimiento de la misma tendría como consecuencias una pena de prisión de dos años y una multa de hasta 300.000 euros.

Además de reglamentar la vida útil de los equipos electrónicos, otras medidas que se están implementando en Francia para reducir la obsolescencia programa son el aumento de los plazos de garantía, el fomento del alquiler en lugar de la compra, la exigencia de piezas de recambio para periodos muy largos y la reducción de los costes de reparación, además de la estandarización de algunos productos.

Recomendamos el documental, dirigido por Cosima Dannoritzer y coproducido por Televisión Española: Comprar – Tirar – Comprar. Es el resultado de tres años de investigación y aporta pruebas documentales de una práctica empresarial que consiste en la reducción deliberada de la vida de un producto para incrementar su consumo. Muestra las desastrosas consecuencias medioambientales que se derivan. También presenta diversos ejemplos del espíritu de resistencia que está creciendo entre los consumidores y recoge el análisis y la opinión de economistas, diseñadores e intelectuales que proponen vías alternativas para salvar economía y medio ambiente.

FUENTE: http://www.yometiroalmonte.es/2014/10/13/francia-aprueba-castigar-penalmente-obsolescencia-programada/

Deja un comentario

(*) los campos son requeridos

Categorias: Noticias, Tecnologias
11.11.2014